La cocina de Pedro Masip aúna la tradición y la modernidad basándose siempre en la calidad de las materias primas y en la armonía en la composición de los platos. La carta del restaurante nos permite elegir, por ejemplo, tanto unos clásicos “caparrones” riojanos como un innovador rape negro al horno con chalotes y trompetas.

Los postres, creativos, delicados y sugerentes y la carta de vinos con una acertada selección que incluye referencias de las principales denominaciones españolas, además de La Rioja, completan los ingredientes para que la comida en Casa Masip perdure gratamente en el recuerdo. 

El acogedor local del restaurante, atendido por un servicio amable y eficaz, con un delicioso jardín para el verano y una magnífica carta, hacen de Casa Masip uno de los restaurantes de referencia de Ezcaray. 

Pedro, uno de los jóvenes cocineros riojanos con gran proyección de futuro, formó parte de la delegación que presentó en 2004 la nueva cocina riojana en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.