Mar31

La Rioja y sus imprescindibles

Blog 0 comments

 

La Rioja es una tierra que ha sido objeto de asentamientos por todos los pueblos que han pasado por allí. Calahorra tiene un memorable pasado romano, callejuelas peatonales cuajadas de monumentos y lugares de interés, como la Catedral, el Palacio Episcopal, y numerosas iglesias y monasterios. Los árabes también dejaron su legado, como en la batalla de Clavijo o en el caballo blanco de Santiago, dando paso a una larga tradición medieval.

Sus monasterios son los depositarios de su tradición cultural. La vida cultural de la Rioja no acaba en su historia, sino que sigue viva hoy en día.

En nuestros viajes por la Rioja podremos descubrir proyectos de arte vanguardista, arquitectura, artes escénicas y como no gastronomía y enología.

Como este título se llama imprescindibles repasaremos lo más importante del románico en la región se trata de edificios santuarios en los que predomina la línea horizontal, el arco de medio punto y la bóveda de cañón.

Como ejemplos imprescindibles tenemos San Millán de la Cogolla y las cuencas del río Oja o Nuestra Señora de las tres fuentes, en Valgañón. no podemos dejar fuera San Bartolomé en Logroño o la catedral de Santo Domingo de la calzada.

En cuanto a gastronomía y enología, van de la mano, especialmente en la Rioja. Sus bodegas ofrecen experiencias Enológicas y gastronómicas a la altura de los mejores restaurantes de España.

Logroño es un parada imprescindible dentro del Camino de Santiago, por su riquísimo patrimonio arquitectónico y por contar por una de las zonas de tapas más populares de España. La calle Laurel, también conocida como la Senda de los Elefantes (quien se atreve con ella puede salir trompa y a 4 patas )

También queremos destacar Arnedillo, en La Rioja Baja, dentro del Valle de Cidacos que nos invita a relajarnos en sus pozas termales de acceso libre. Desde ahí nos podemos mover a Arnedo, famoso por su sector textil, y puede presumir también de grandes monumentos. Además esconde un secreto “La cueva de los cien pilares“.

A nivel popular hay una serie de fiestas que no nos debemos perder en cuanto se vuelvan a celebrar. Éstas son por ejemplo las fiestas de San Bernabé en Logroño que se celebran en junio y destacan por su interés turístico nacional.

Para terminar como no, ofrecer una visita a uno de los pueblos más bonitos de La Rioja, Ezcaray donde la belleza y su gastronomía vuelve a ser protagonista en cada viaje que hagamos a la Rioja.

Ven a la Rioja, hay muchísimos lugares por descubrir